LA POSICIÓN DE DORMIR DE UNA PAREJA PUEDE REVELAR MUCHO SOBRE LA RELACIÓN

Para el psicólogo y maestro en cognición y lenguaje João Oliveira, es importante observar la posición de la pareja en la mañana, ya que aquellas optadas a la hora de acostarse ocasionalmente permanecen iguales luego de una descanso. Paulo Sergio de Camargo, un especialista en lenguaje corporal, autor de “Lenguaje Corporal: Técnicas para mejorar las relaciones personales y profesionales” así como Ronaldo Antonio Cavalli, quien imparte talleres y cursos sobre el tema, también opinan al respecto. Dale un vistazo a lo que las posiciones de dormir más comunes y lo que pueden indicar respecto a una relación.

DE ESPALDAS, PERO TOCÁNDOSE: 

Una pareja que acostumbra a dormir en esta posición preserva su espacio individual sin perder el contacto. “Se trata de personas dinámicas, que tienen vidas independientes, pero tienen una relación estable y saludable”, afirma Oliveira. De acuerdo con el especialista, esta posición revela que hay confianza en la relación y que uno necesita de la presencia del otro. “Parece que la pareja se coloca delante de un espejo. Esta simetría demuestra que los dos están en sintonía. Existe la necesidad de la presencia del otro. El tiempo de separación entre los dos es muy corto”.

Bueno, también pude suceder que tuvieron un día muy pesado y lo importante es descansar, sin dejar de lado la pareja. En algunos países con temperaturas muy altas debe ser incomodo dormir abrazados del todo, entonces dormir en esta posición no debe significar más que un periodo de tranquilidad para los dos y un buen descanso para el cuerpo.

DE ESPALDAS Y SEPARADOS:

Esta posición a la hora de dormir es una señal de que algo puede andar mal en la relación. Según Oliveira, revela la necesidad de separación y mayor libertad en la vida de ambos. “La falta de contacto entre los cuerpos en direcciones opuestas puede significar una fuerte disputa por el espacio o la total independencia del otro”. Camargo puntualiza que si las manos estuvieran cerradas y el cuerpo tenso, es una señal que la pareja no desea comunicarse luego de una pelea. Pero si el cuerpo está suelto, es una señal de que no hay tensión en la relación. En este caso, la posición podría indicar confianza en la pareja y respeto al espacio del otro.

Yo sigo creyendo que en algunos países los calores son insoportables, como para andar agarrados toda la noche; en mi caso personal uno empieza abrazadito pero con el paso del tiempo en la noche cada quien va buscando su lado hasta quedar en polos opuestos; esto no significa que estemos mal; a veces es solo el calor.

DE FRENTE HACIA EL OTRO, SIN TOCARSE: 

Según Camargo, la pareja que duerme en esa posición quiere intimidad y tiene necesidad de observar a su conyugue, más sabe respetar su espacio y tiende a sentir menos celos. “Ellos saben lidiar con la rutina y con los problemas cotidianos, además respetan los momentos a solas de cada uno, sin nunca distanciarse”, afirma. Oliveira también cree que esta pareja vive un buen momento en su relación. “Aunque no exista contacto, el simple hecho de volver el cuerpo hacia la otra persona significa aceptar al otro como parte de sí mismo. Probablemente se trata de dos grandes amigos y compañeros, y su vida sexual es bastante activa”, dice.

Mi opinión es más romántica en este aspecto; a veces es muy lindo mirar a la pareja de frente, sentir su aura, explorar su esencia y que mejor oportunidad que esta para poder observar lo que ella es sin necesidad de que diga algo u pregunte ¿Qué me miras?, bueno es mi opinión.

ENTRELAZADOS:

Para los especialistas en lenguaje corporal, esta posición es una señal de deseo y de una pasión muy fuerte. “Es muy común en el inicio de una relación y acostumbra a ocurrir cuando ambos se quedan dormidos después de tener intimidad, con la intención de unir el cuerpo en uno solo” Afirma Oliveira. Los brazos abiertos son señal de proximidad y el entrelazamiento de las piernas, según Cavalli, revelan el deseo de un amor profundo. Para él, es posible que la pareja que duerme en esa posición sufra de celos.

Bueno, aquí sí estoy totalmente de acuerdo con los especialistas; eso de dormir entrelazados despierta  enormes sentimientos de amor y elogios hacia nuestra pareja y sobre todo de protección.

DE CUCHARITA: 

Según el especialista Sergio de Camargo, la persona que abraza tiende a guiar y proteger al otro en la relación, y la pareja se siente segura y cómoda a su lado. “Tal vez sea la posición que mejor refleje la armonía perfecta en la que vive una pareja. Los cuerpos se transforman en uno solo, existe la pasión y necesidad de estar juntos”, afirma. Pero, según Oliveira, esta postura también puede sugerir que hay cierta inseguridad en la relación. “No se engañe pensando que quien duerme en esta posición siempre está en un momento ideal. También puede tratarse de un intento de asegurar al otro en una relación que no va bien”, dice.

No sé ustedes mis queridos lectores, pero esta es la posición más bonita que tienen las relaciones de pareja; si no estoy mal el 80% de las parejas duermen de cucharita; sin significar más que el deseo de protección, seguridad, amor  y tranquilidad de estar con la persona amada.

ABRAZADOS: 

Para el especialista en lenguaje corporal Antonio Cavalli, el abrazo revela compromiso, amor y cariño entre la pareja. “Esa posición revela una buena relación. La pareja se encuentra en un momento excelente y la vida sexual debe ser perfecta”, afirma Oliveira. Según él, aquel que busca abrigo en el otro demuestra un profundo afecto por la pareja. Camargo por su parte, dice que la cabeza sobre el hombre es un indicio de que la persona se siente bastante segura con su pareja – que probablemente domine la relación. “Los brazos envueltos en ella amplían el deseo de protección”, afirma.

Estamos totalmente de acuerdo con lo del abrazo; sentimos un poder enorme en el abrazo; es más como ejemplo quiero comentarles que todas las personas que han interactuado con nosotros a través de nuestra fanpage Mis Curiosidades escribiéndonos algo o mandándonos un mensajes han sentido que cordialmente nos despedimos con un abrazo; esto es para nosotros muy importante porque evoca un sentimiento de respeto hacia ustedes nuestros seguidores y no es muy diferente en las relaciones de pareja; todo se fundamenta en el respeto y el amor profundo.

EL ESPACIOSO Y LA REDUCIDA: 

Esta no es una buena posición para la pareja, según Oliveira. “Una persona espaciosa en la cama no demuestra afecto ni cariño por su conyugue. Este busca más espacio como una forma de autoafirmación en la relación”, afirma. Para él, esta posición revela que la relación pasa por un momento difícil, en el que la persona que ocupa menos espacio se siente insegura y con baja autoestima, cuando la persona se mantiene en posición fetal y viendo a su pareja, aún cree en el éxito de la relación. Además, Camargo cree que dormir sobre el estómago y con las manos encima de la cabeza indica terquedad, persistencia y necesidad de dominar y controlar el ambiente en que se vive.

En este aspecto si quedamos pensativos, después de mucho discutirlos entre el equipo de Mis Curiosidades pensamos que no necesariamente es un índice verdadero; por ejemplo en mi caso, amo a mi pareja pero me muevo muchísimo en la cama; desde muy chico esto ha sucedido en mi vida y no es una condición médica ya que me despierto como si hubiera dormido como un bebe, renovado para iniciar el día con positivismo y entusiasmo. Pero bueno, es nuestra opinión.

CADA UNO EN SU ESPACIO, CON LOS PIES ENTRELAZADOS: 

Esta posición es una señal de que ambos se aman, pero también indica que la relación necesita atención, afirma Oliveira. “Hay una mezcla de pasión y diferencias en la relación. Puede ser que la pareja viva un momento de ansiedad, cambio de rutina o presión en el trabajo”. De acuerdo con Paulo Sergio de Camargo, quien duerme sobre su espalda (en este caso, el hombre) es quien no siente necesidad de ver a su pareja. Mientras que dormir sobre el estómago y con las manos por sobre la cabeza (mujer) revela terquedad y necesidad de controlar el ambiente en que vive. Para Cavalli, como existe el contacto con los pies, aún existe el compromiso con el otro y la complicidad entre pareja. “Siendo que el pie es el área corporal más inconsciente en sus movimiento, hay una declaración de amor subliminal y verdadera en esa forma de dormir”, finaliza Oliveira.

Volvemos al tema de los calores infernales; en estos momentos, por no ir muy lejos mientras escribo estas líneas estamos a 40 grados de temperatura y ya van siendo las 6:00 PM, por mucho que enfrié la noche, cosa que no pasara drásticamente la temperatura podría variar a 35 grados; díganme ustedes ¿Quién duerme con semejante calor? Es más ¿Quién dormiría abrazado con su pareja?

CADA UNO EN SU ESPACIO, PERO UNO TOCANDO AL OTRO: 

Según Paulo Sergio de Camargo, una postura de dormir como esta revela una relación bastante espontanea. “Cada uno respeta el espacio del otro. Ellos pueden tener amigos y actividades separadas, más la confianza es mutua”, afirma. La mano extendida revela la intención de proteger y tomar en cuenta a la pareja, pero sin exagerar. Ya el rosto de ella vuelto hacia el hombre revela confianza, mientras que sus manos debajo de su rostro muestra que se siente confortable ante la presencia de él. Para Oliveira, la demostración de afecto por parte de él, la mano sobre ella, como si intentara descubrir si todo está bien, puede ser indicio de que la posición es consecuencia de un intento de reconciliación.

Así duermen mis abuelos, los he visto; se aman y se respetan; un de las muchas parejas que después de muchísimos años han seguido enamorados y aun se besan al despertar. Siento una gran asertividad de los especialistas en este punto. ¿Qué opinan mis queridos seguidores?

DE ESPALDAS, PERO CON UNO TOCANDO AL OTRO: 

Según Camargo, la separación muestra que la pareja desea libertad, pero la mano de él sobre el hombro de ella revela que la quiere cerca. “En el caso de él, es casi una necesidad mantener el contacto, sentir a su pareja”, dice Cavalli. Para Oliveira, en este caso, el hombre está más carente y se preocupa por el rumbo que está tomando la relación. “Existe afecto, más el nivel no es tan bueno como antes. Ella con su postura hacia el frente, debe estar en un buen momento profesional, con autoestima elevada, él busca el apoyo y el cariño de ella”, concluye.

¿Libertad? … ¿Será posible?…

FUENTE:http://www.miscuriosidades.com/2014/04/la-posicion-de-dormir-de-una-pareja-puede-revelar-mucho-sobre-la-relacion.html

Anuncios
Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

10 JUEGOS PARA AUMENTAR LAS GANAS.

A menudo, las parejas empiezan divirtiéndose jugando a ciertos juegos sexuales y, con el tiempo, tienden a repetir siempre lo mismo. Y las ganas de sexo pueden perderse. Proponemos algunos juegos, fáciles, no muy complicados.

Hoy proponemos pequeños juegos para salir de la monotonía. La rutina suele ser 04_Corbnecesaria para nuestra vida cotidiana pero existe un peligro… puede convertirse en monotonía. Para mi, la monotonía, es aquella rutina que se hace aburrida, que no nos apetece y que nos desgasta, incluso que nos asquea. Fijaros: las personas tendemos a hacer siempre lo mismo y a dejarnos atrapar por la rutina y eso puede conducirnos a esa monotonía. Y cuando nuestra sexualidad entra en el terreno de la monotonía… la chispa puede desaparecer. Cuando relacionamos el sexo con algo aburrido, no nos apetece repetir… Por eso puede ser bueno hacer algo para romper ese aburrimiento e impedir que dejemos de gozar de nuestra sexualidad.

Antes que nada:  todo juego sexual, debe ser consentido por todos los participantes. En este caso, por ambos miembros de la pareja. Hoy ponemos en el escaparate 10 juegos a los que quizás ya jugáis. Pero, en consulta, nos encontramos muchas veces, la incapacidad para ampliar el abanico de juegos, por eso empezamos por cosas aparentemente sencillas. A partir de aquí, cada cuál marca su grado de implicación y cómo sigue el juego…

1. Juguemos a no ver: venda los ojos a tu pareja y juega con su cuerpo. No hace falta que tengas ningún kit profesional para ello. Quítale la blusa y utilízala para taparle los ojos. Cuando tenemos un sentido inhabilitado, potenciamos el resto. Y si privamos la visión de nuestra pareja pueden pasar varias cosas: quien tiene los ojos vendados potenciará los otros sentidos, en especial el tacto, sentirá curiosidad y cierto misterio por no ver qué va a suceder, no tendrá que hacer nada, sólo disfrutar, debe tener confianza con la pareja para gozar del momento y no sufrir por lo que pueda suceder… y quien puede ver domina la situación y puede hacer lo que desee (dentro de los parámetros de confianza y de consenso acordados con la pareja)

2. Atar al otro: tampoco son necesarias unas esposas, se puede atar a la pareja con cada OJOSpata de un pantalón, de unas medias, etcétera. En esta ocasión, inmovilizamos a la pareja y quien es atado debe dejarse tocar y gozar y quien toca también es quien domina la situación. Es un juego para que uno se dedique completamente al otro. Sin que el otro pueda hacer nada. (Si quien domina la situación siente cierta vergüenza también puede mezclar el juego anterior y vendar los ojos del otro).

3. Aceite de masaje: solamente tocar el cuerpo, no se vale hacer nada más. Por un día (o más) jugad a tocaros, a acercaros a aquellas zonas erogenas que producen más placer pero no hagáis nada más. Solamente tocaros. Sin masturbación, sin sexo oral, sin penetración. Solamente tocar el uno al otro (por turnos) y con el aceite de masaje que facilite ese tacto. Luego tocará cambiar las sábanas si estáis en la cama…

4. Sin luz, solamente velas o totalmente lo contrario: una sala completamente iluminada. Jugar con la luz puede cambiar mucho la perspectiva de la relación sexual. Normalmente tendemos a quitar luz a nuestras relaciones sexuales… pero también podemos iluminar bien la sala y contemplar a nuestro compañero o compañera de juegos… (y también nos exponemos a ser admirados, claro…)

5. Ir directo al grano: quizás este juego sea más sencillo para los hombres. Pero… ¿por qué no? Dejar que un día la pareja vaya directa a, por ejemplo, hacernos sexo oral. O ser tú quien va a buscar directamente a tu pareja y le desabrocha el pantalón…

6. Susurrar una fantasía erótica al oído: con todo lujo de detalles. Dicen que uno de los mejores puntos erogenos de la mujer es la oreja (y no solamente para que la muerdan) sino para que le cuenten historias tórridas al oído… ¿a un hombre también le puede gustar? Yo creo que sí…

7. Mirar una película pornográfica o erótica juntos: incluso propongo ver hasta cuándo podéis mirarla sin tocaros… ¿llegaréis al final de la película? Es posible que no. Ver contenido sexual estimula las ganas. Independientemente de la calidad de la película que estéis mirando. Ante un estímulo sexual, nuestro cuerpo suele dar una respuesta sexual.

8. Mirar a los ojos mientras se hace sexo oral: para ello necesitamos la luz encendida. Que tú pareja vea que mientras le estás haciendo una felación o un cunnilingus, de vez en cuando, le miras a los ojos… puede ser algo muy picarón que suba la tensión y también una muestra de cariño, de amor.

9. Utilizar un complemento que te ayude a adoptar un rol concreto: no es necesario un disfraz entero. Pero quizás puedes encontrar algo que te permita meterte en el rol de lo que desees y jugar como si no fueras tú, como si estuvieras interpretando un papel…

10. Olvidar “accidentalmente” la ropa interior y comunicarlo a la pareja cuando aún estáis lejos de llegar a casa: alguna reacción causará en ella… seguramente un poco nervioso o nerviosa se pondrá… y si encima dejáis volar la imaginación sobre lo que podría suceder sin la ropa interior…

03_CorbExisten muchas más cosas, evidentemente, muchísimas más. Pero solamente ponemos 10 para empezar a hacer rodar la imaginación. Y, sobre todo, proponemos estas pequeñas cosas para incentivar que la monotonía no se coma una buena relación de pareja. El sexo no es hacer muchas cosas distintas y probar todo aquello que alguien nos diga… pero sí que tenemos que plantearnos qué cosas pueden hacer que la monotonía no destruya una buena relación de pareja. Y esto se puede aplicar a muchos otros terrenos… no solamente la sexualidad…

¡Os animamos a compartir con nosotros vuestros juegos favoritos!

FUENTE:http://www.elperiodico.com/es/noticias/mucho-mas-que-sexo/juegos-para-aumentar-las-ganas-2441449.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario